Semillas, plantas y especias: Chía

Semillas de Chía, la mayor fuente de Omega 3

Principalmente las culturas que en su alimentación tienen como base fundamental el pescado dígase: Japoneses, Daneses o Islandeses tienen menos enfermos cardiovasculares.

Si nos paramos a pensar qué tiene que ver estas dietas con la “comida basura” que en los últimos tiempos tenemos en casi todos nuestros menús diarios, nos puede decir sólo una cosa: “Somos lo que comemos”.

En una entrevista al Dr. Enrique Campillo, autor del libro “El mono Obeso”, decía que, Tenemos los mismos genes que la civilización de hace más de doscientos mil años, por lo que nuestro cuerpo aún no está acostumbrado a asimilar la mayoría de la alimentación actual, de ahí la cantidad de obesos y otros enfermos que estamos “creando”.

En varios programas de Redes, del Dr. Punset, también se habló de la importancia de la inclusión en nuestras dietas de ACIDOS GRASOS INSATURADOS (AGI), es más, incluso se hizo en Bristol el mayor estudio sobre éstos y su efecto en el cuerpo humano en un colegio, reportando al cabo de 9 meses unas estadísticas asombrosas sobre los niños que consumieron aceites esenciales en base a Omega 3.


Dichas estadísticas lanzaron datos tales como:
- Mejoría en la memoria
- Mejoría en la capacidad de estudio y concentración
- Mejoría en la escritura
- Mejoría en la hipertensión y agresividad en determinados niños

En las últimas décadas se han realizado numerosos estudios que han demostrado que el consumo de estos ácidos grasos en cantidades adecuadas, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, produce un efecto inhibitorio sobre el crecimiento anormal de la próstata y desarrollo del cáncer mamario,reduce la viscosidad de la sangre, retarda la perdida de las funciones inmunológicas y son requeridos para un desarrollo normal del cerebro y de la visión del feto, entre otras virtudes y soluciones.

Es por ello que el enriquecimiento de distintos alimentos (pastas, panes, arroces, yogures, huevos, complementos alimentarios, etc.), con omega 3 es una práctica habitual en un número creciente de países, que consideran de importancia para la salud pública la función de estos AGE, asegurando de este modo que la población ingiera de forma permanente la cantidad adecuada para satisfacer sus requerimientos diarios.

Nuestro organismo es incapaz de sintetizar los ácidos insaturados, los cuales se vuelven imprescindibles y a falta de los mismos sintetiza los SATURADOS (provocantes del colesterol malo), provocando la perdida de flexibilidad de las neuronas las cuales nos provocan stress cerebral, el cual no deja tranquilo al corazón, de ahí a ejercer una presión arterial inadecuada y por consiguiente llegar al infarto es cuestión no solo de lógica si no de alarma. Alarma como decíamos incluso social, como en Chile o Estados Unidos, donde desde hace más de 5 años, el consumo de ácidos grasos insaturados se integra por obligación en todo tipo de regimenes y dietas. La manipulación de la composición de ácidos grasos de las membranas celulares puede modificar las respuestas inflamatoria, inmune y agregatoria de los tejidos. Este concepto es la base para el uso de los ácidos grasos omega 3 con fines no sólo terapéuticos, sino más bien como importantes agentes preventivos.

En nuestra era moderna las "Enfermedades de la opulencia" son:
- Alzheimer
- Parkinson
- Enfermedades Cardiovasculares
- Psoriasis
- Diabetes tipo II
- Obesidad
- Stress
- Cáncer

En países industrializados y en los grupos de altos ingresos en los países en desarrollo, existe una alta tasa de mortalidad de origen cardiovascular, lo que ha estimulado el consumo de carnes y productos lácteos bajos en grasas y colesterol, situación que podría causar un déficit de omega 3 tanto en niños como en adultos activos de grupos de bajos ingresos, en donde el consumo de grasa es ya insuficiente.

La mayoría de los ácidos grasos presentes en los lípidos de plantas y animales superiores poseen un número par de átomos de carbono y tienen cadenas rectas con longitudes entre los 14 y 22 átomos de carbono; los que poseen 16 a 18 carbonos son los más abundantes e importantes.

Los animales marinos (mamíferos, peces y crustáceos), se caracterizan por acumular en sus tejidos cantidades relativamente importantes de AGPI omega 3, especialmente EPA y DHA. Estos ácidos grasos provienen mayoritariamente de la alimentación de estos animales, ya que son poco eficientes para realizar por sí solos, la biosíntesis como en el Reino vegetal. Dentro de los ácidos grasos existen dos que se caracterizan por ser esenciales: el ácido Linoleico (AL) y el ácido Linolénico (ALN).

La carencia de AL y ALN se manifiesta por signos específicos: falta de crecimiento, lesiones cutáneas, menor pigmentación de la piel, pérdida de tono muscular, cambios degenerativos en el riñón, pulmón e hígado, aumento en el metabolismo basal, alteraciones en la permeabilidad de las células, trastornos en el balance de agua, aumento en la susceptibilidad a las infecciones y en cambios en el electroencefalograma y electrocardiograma (Uauy y Hoffman, 1991).

Según un estudio incluso dice que durante la gestación existe una estrecha correlación entre los AGE de la madre y del neonato. El nivel de AGE en la madre disminuye de forma continua y permanente, mientras que en el feto los niveles son bajos al inicio y luego aumentan con la edad gestacional.

El feto es incapaz de introducir un doble enlace a nivel del C-6 y del C-3 de los ácidos grasos y debe recibir a través de la placenta, al menos, los precursores de las series, AL y ALN. Por otro lado, dado que la placenta no elonga la cadena de carbonos ni la desatura, ya que el sistema enzimático fetal de elongasas y desaturasas es muy débil, debe recibirlas por vía transplacentaria. Por otro lado la leche materna humana tiene una cantidad balanceada de ácidos grasos esenciales de las series omega 3 y omega 6. El balance entre estas dos series es fundamental para la formación de los derivados de cadena larga (mayor a 18 carbonos) de los ácidos grasos esenciales.

Considerando la relativa inmadurez en la formación de estos derivados por parte del recién nacido, la leche materna los aporta ya preformados; en el caso de los omega 3, para formar órganos vitales como la retina y el cerebro, y en el caso de los omega 6, contribuye sólo en parte a la necesidad de AA (Uauy y Hoffman, 1991).

Durante la gestación, el periodo neonatal y toda la etapa de crecimiento, el aporte de ácidos grasos esenciales de la serie omega 3 es fundamental para el óptimo desarrollo de las funciones intelectual y de la visión, por esta razón es de vital importancia la existencia un balance nutricional adecuado que cubra los requerimientos del niño en cada una de estas etapas.Las fórmulas infantiles basadas en aceites de maíz o de maravilla usadas en algunas partes del mundo tienen relaciones omega 6:omega 3 superiores a 50:1, lo que puede condicionar un déficit de omega 3, ya que la leche materna presenta una relación que varía de 5:1 a 15:1, dependiendo del consumo de aceites ricos en AL por parte de la madre (FAO, 1994). Los posibles efectos a largo plazo no pueden ser descartados ya que estudios de la concentración de estos AGE en la corteza cerebral, han revelado que la dieta temprana efectivamente influye en la composición del cerebro humano.

La relación omega 6:omega 3 , medida hasta ahora en aceites vegetales , teniendo como base a aceites de cártamo o girasol es de aproximadamente 250:1. Por otra parte , hay que tener en cuenta que la contaminación planetaria también afecta a los peces, de forma que en sus grasas se pueden hallar diversas cantidades de productos químicos y tóxicos contaminantes, entre los que se encuentran el bifenilo policlorinado, metales como el mercurio, o contaminantes como la dioxina. Ello implica que los procesos de refinado o destilación a los que se someten estos aceites de pescado, deben ser muy eficientes para evitar la presencia de estas sustancias nocivas. La autoridad de Alimentos Seguros de Irlanda (IFSA), realizó una encuesta para examinar la contaminación de dioxina y PCB en aceite e hígado de pescado vendidos en el país para consumo humano. IFSA determinó que la cápsulas de aceite de pescado, utilizadas como complemento nutricional, presentaron exceso en los rangos fijados por la Unión Europea: diez de los quince suplementos analizados dieron niveles mayores a los permitidos (Food Safety Authority of Ireland, 2002).

El Comité Científico de la Alimentación Humana (CCAH), el 30 de mayo de 2001, llegó a la conclusión, en consonancia con la Organización Mundial de la Salud, que el efecto cancerígeno de las dioxinas "no se produce a niveles situados por debajo de un determinado umbral". En función de esta aseveración, en aras de la protección de los consumidores, la Unión Europea estableción en noviembre de 2001 unos límites máximos a la presencia de estos contaminantes (dioxina y PCB), delimitando para la carne de pescado y los productos de la pesca y sus derivados un contenido máximo de 4pg EQT PCDD/F-OMS/g en fresco.En España es obligatoria la indicación en el etiquetado del método de producción (pesca extractiva/pescado en aguas dulces/criado o acuicultura o marisqueo) así como de la zona de captura o de cría, tanto en productos frescos, como en congelados y cocidos. En el mes de junio de 2003, la organización ecologista Greenpeace denunció la existencia de restos del elemento radiactivo tecnecio-99 en el salmón escoces de cultivo a la venta en algunos supermercados del Reino Unido. Al parecer, el tecnecio había sido vertido al mar de Irlanda por la planta nuclear de Sellafield. Ante estos hechos, la intervención de la Agencia de Estándares Alimentarios (FSA) contribuyó a calmar a la opinión pública al señalar que los niveles del elemento detectado se situaban dentro de los parámetros permitidos.

El DHA
El DHA es el ácido graso Omega 3 más abundante en el cuerpo porqué está presente en todos los órganos especialmente en el sistema central nervioso, en el esperma y en la retina. El contenido de DHA es, habitualmente, entre 5 y 30 veces superior al de EPA en la mayoría de órganos. El DHA es el ácido graso más beneficioso para la salud humana. Es esencial para el sistema cardiovascular, para el desarrollo cerebral y para la capacidad de aprendizaje en los niños, para los ojos y el sistema nervioso y las situaciones de tipo inflamatorio entre otras.

Diferentes estudios han demostrado que una ingesta adecuada de DHA es fundamental pero nuestra dieta habitual presenta un déficit. La organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda ingerir 150 mg de DHA y EPA al día. Otros organismos internacionales aconsejan cantidades diarias superiores de DHA y EPA:
- Asociación Internacional para el Estudios de los Ácidos Grasos y Lípidos (ISSFAL) 650 mg
- Agencia Francesa para la Seguridad Sanitaria de los Alimentos (AFSSA) 500 mg
- Fundación Británica para la Nutrición (BNF) 1250 mg
- Ministerio de Sanidad Danés 300 mg

En particular, para el DHA las ingestas diarias recomendadas por estos organismos son:
- ISSFAL 325 mg (mínimo 220)
- AFSSA 120 mg

Por lo que, por deducción, y ante unos AGES del todo favorables para el consumo, se podría decir que la “nueva” CHÍA Compuesta por Omega 3 en un 60 % y Omega 6 en un 20% (60:20), promociona un equilibrio justo entre Omegas, teniendo muchas más propiedades alimenticias que los vegetales conocidos (cártamo, girasol, lino, maiz, soja, etc.) y que ofrecen más AL y ALN que cualquier pescado.





prensandoenfrio.com
  • DESCUBRE la caricia natural de los aceites vegetales.

    Descubre un nuevo mundo natural con la amplia gama de aceites vegetales para el cuidado y belleza de nuestro cuerpo. Esencias de la naturaleza extraídas de frutos y semillas naturales totalmente ecológicas como el sésamo, la almendra, el lino, el argan, o la Chía.

    PRODUCTOS NATURALES utilizados durante siglos como alimentos básicos o para el tratamiento de enfermedades, hoy en día renacen por una necesidad de volver a lo tradicional, a lo natural, huyendo de los productos químicos y agresivos con nuestra salud y con el medio ambiente.

    Con una elaboración del aceite artesanal mediante la técnica del prensado en frio, imprescindible para que conserven todas sus propiedades naturales y terapéuticas, se extrae de cada tipo de semilla la esencia de la vida para aplicarlo en aceites esenciales, cosmética natural y ecológica, aromaterapia y tratamientos de belleza y salud.

    Si te apasiona el mundo natural, disfrutaras descubriendo las propiedades de estos aceites naturales. Consigue esa piel elástica, suave, reduce las irritaciones y mejora el sistema inmunológico de tu piel con la seguridad y tranquilidad de estar utilizando productos naturales para embellecer y sanar tu cuerpo.

    Aceites hidratantes, para masajes, suavizantes y protectores de la piel, regenerantes y relajantes. Son la alternativa más saludable para el cuidado de nuestro cuerpo y como protectores naturales de la piel que son, su utilización en la elaboración de productos cosméticos y de higiene corporal es más que reconocida.
  • Prensas para aceites de semillas:
    extrae toda la esencia de la naturaleza.

    Las prensas para elaborar aceite por el método de la extracción en frio es la manera tradicional y mas natural de elaborar aceite de semillas y frutos, evitando su precalentamiento y por consiguiente la perdida de muchas de sus propiedades, cosa que ocurre con los aceites de elaboración industrial.

    La extracción de aceite procedente de semillas oleaginosas se sigue realizando hoy e día de forma artesanal por aquellos que quieren conservar todos los nutrientes y efectos beneficiosos de una gran cantidad de semillas y frutos.

    Produce tus propios aceites naturales, medicinales o culinarios. Elige las mejores semillas ecológicas, de sésamo, lino, uva, o frutos como la oliva, la nuez o la avellana y conseguirás elaborar productos naturales y de primera calidad de forma ecológica y artesanal conservando todas las propiedades gastronómicas y curativas de cada semilla.

    Elaborar aceite de forma natural y sin disolventes nunca ha sido tan fácil. Si tu negocio es un herbolario, parafarmacia o tienda de productos naturales y ecológicos atiende una demandad en alza y con futuro. Sorprende a tus clientes con aceites artesanales producidos por ti mismo con la facilidad que te ofrecen una prensa practica y sencilla de utilizar, de corte tradicional y de mediano formato, o elabora el aceite para casa, desarrollando el buen gusto por conseguir una producción propia que si bien no cuenta con una alta rentabilidad y productividad si con la calidad y satisfacción de lograr un producto sano y natural.
  • ¿Conoces la chía?
    El milagro de la naturaleza, la revelación de los incas.

    Son una fuente de salud y vida que durante años nadie ha recordado, pero las semillas de chía no es un producto nuevo, fruto de la actual fiebre por lo natural y ecológico sino que ha sido un producto natural consumido de forma habitual como alimento básico y como solución a muchas de enfermedades por los antiguos pueblos precolombinos. Una herencia natural que ha estado desaparecida durante años, olvidada en nuestra dieta y que ahora vuelve a ser protagonista al comprobarse su excelente potencial nutricional.
    Hoy en día numerosos estudios han demostrado las innumerables propiedades beneficiosas para la salud de las semillas de chía, una semilla milagrosa fuente de energía y vitalidad natural que se puede consumir molida añadiéndola a cualquier alimento o bebida, o en forma de aceite natural prensando las semillas.

    Protege tu salud con un alimento natural considerado como un tesoro digno de dioses. Viejos alimentos que nos ofrecen un futuro mejor, una bomba natural cargada de antioxidantes, vitaminas, minerales, proteínas y sobre todo con una gran cantidad de omega 3.

    Descubre el secreto de los incas, sus propiedades medicinales y terapéuticas, aumentara tu rendimiento físico, , mejorara tu sistema inmunológico aumentando las defensas, fortalecerá tus huesos y tu memoria, reducirá el colesterol y mejorarán tus digestiones y el tránsito intestina por su alto contenido en fibra, además de luchar contra el envejecimiento.

    El fruto de la eterna juventud, un refuerzo natural para el cuerpo y la mente, un recurso olvidado que te permite un alimentación saludable y previene enfermedades de forma sencilla y natural.
  • La stevia
    Endulza tu vida de forma natural.

    Acepta el desafío, descubre una planta curativa revolucionaria y lucha de forma natural contra los edulcorantes químicos tan nocivos para la salud.

    La stevia, también conocida como la hierba dulce, es un arbusto originario de Paraguay y Brasil que los indios ya consumían masticando sus hojas por su agradable sabor dulce.
    Es el edulcorante más sano y natural que marcara un antes y un después en el mundo de la alimentación y la salud por sus increíbles propiedades medicinales:


    - regula la presión arterial
    - regula el nivel de azúcar en la sangre, por lo que es ideal para los diabéticos
    - es utilizada como antiséptico bucal por lo que retrasa la aparición de caries
    - es diurética
    - mejora las digestiones
    - no tiene calorías
    - es un poderoso antialérgico
    - refuerza el sistema inmunológico
    - tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias

    Dentro del amplio mundo de las plantas medicinales se la puede considerar como un regalo de la naturaleza convirtiéndose en el símbolo de la lucha contra los edulcorantes químicos.
    Un maravilloso descubrimiento que te abre las puertas a un mundo más sano donde. conocerás las alternativas más naturales para mejorar y cuidar tu salud.

    Tu cuerpo te pide un cambio, una alimentación saludable y ecológica. Tómala en polvo como el azúcar endulzando comidas y bebidas, o directamente sus hojas en forma de infusiones, como mejor conserva todas sus propiedades. Y como cosmético, un concentrado de stevia utilizada como mascarilla funciona como antiarrugas, estirando y suavizando la piel solucionando también problemas de dermatitis, acné o eczemas.
prensandoenfrio.com
22 sql / 3 sqlseo / 0.04569507