EL CONSUMIDOR ESPAÑOL CONSIDERA LA INFORMACIÓN NUTRICIONAL COMO UN DATO CLAVE A LA HORA DE DEFINIR SU DIETA
El título del estudio “Dime cómo lees y te diré cómo te alimentas” parece más bien un eslogan, pero no puede ser más certero, ya que cuando se publicaron sus resultados se pudo constatar con claridad que la gran mayoría de los consumidores españoles quiere saber qué es exactamente lo que está comiendo, razón por la cual la etiqueta se convierte en su mejor aliado y en un sello de identidad de cualquier producto.

La Fundación Alimentum es la creadora e impulsora del Centro de Referencia CDO/GDA, autor, a su vez, del citado estudio que cuenta con la aprobación de la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea (EFSA). Merced a este trabajo, que taxativamente nos invita a revisar las etiquetas de los productos que comemos, hemos podido saber que el consumidor español considera la información nutricional como un dato clave a la hora de definir su dieta.

 

Entre otros resultados, el estudio deja al descubierto las lagunas del etiquetado nutricional en la tabla clásica y las dificultades de interpretación que conlleva para el consumidor, mientras que el sistema de etiquetado nutricional propuesto por CDO/GDA (siglas procedentes de Cantidades Diarias Orientativas, y en su traducción al inglés Guideline Daily Amount), basado en las cantidades diarias orientativas –raciones recomendadas- y avaladas por expertos en materia de nutrición, consigue los mejores resultados a la hora de interpretar la información nut

CANTIDADES DIARIAS ORIENTATIVAS

En España, los productos alimenticios envasados presentan dos clases de información: la general, que es común a todos y además es obligatoria, y la nutricional, que es opcional y la reflejan sólo algunos de ellos, en concreto, los que han adoptado el sistema de etiquetado CDO/GDA, que es de adscripción voluntaria.

 

Las CDO/GDA son calculadas a partir de las necesidades nutricionales medias estimadas como más adecuadas para el consumo diario y toman en consideración los niveles actuales de actividad física y estilo de vida del ciudadano medio. De forma neutra, indican la cantidad de energía y nutrientes que aporta una ración de un determinado alimento en relación con las necesidades diarias. Para el hombre, las CDO/GDA están estimadas en 2.500 Kcal, y para la mujer en 2.000 Kcal. Así, el consumidor puede realizar una elección informada a la hora de realizar su compra sin verse influido por connotaciones externas que pudieran orientar su elección hacia otros productos menos saludables.

 

Para la comprensión e interpretación adecuada de la relación existente entre la cantidad de producto que se va a ingerir y su aporte nutricional sobre la cantidad diaria orientativa, el sistema presenta tres datos clave:

 

» Ración de consumo media.
» Aporte absoluto de cada nutriente expresado en gramos o Kcal en relación a       la ración de consumo.
» Porcentaje que representa el aporte sobre las Cantidades Diarias  Orientativas.

 Esta última, no obstante, es mejor valorada por las personas con edades entre 60 y 75 años, quizás por tratarse de un sector poblacional que suele ser más reticente a asumir ciertos cambios.

 

Ingredientes y nutrición

 

En líneas generales, del estudio en cuestión se desprende que, tras la lista de ingredientes, el apartado de la etiqueta que más interés suscita entre los consumidores es, precisamente, la información nutricional, si bien es éste un factor en el que el interés desciende entre los más jóvenes, pero aumenta en los hogares donde se elaboran dietas especiales. En cualquier caso, queda claro que lo que más preocupa a los consumidores es la cantidad de grasa que contiene cada alimento, las calorías, sobre todo si el interesado está pensando en reducir su peso o controlar el colesterol.

 

Otro apartado del estudio pone de relieve que la información considerada más necesaria es la fecha de caducidad del producto, pero también se considera necesaria, incluso imprescindible, la lista de ingredientes. Parece existir una satisfacción generalizada entre los ciudadanos ante el hecho de que cada producto alimenticio venga acompañado de información nutricional, y de paso se reconoce que la mayoría de los productos la contienen y que es fácil de encontrar, pero sigue siendo alto el porcentaje que afirma tener dificultades para entender la información.

 

En este sentido, el estudio pone de manifiesto la necesidad de incorporar al etiquetado un refuerzo con el que el consumidor pueda llegar a interpretar el aporte nutricional de cada alimento a su dieta. En otras palabras, establecer un valor porcentual es una herramienta que la población encuentra muy útil.

 

Componentes

 

En relación con la información nutricional, los componentes más consultados son las grasas, seguidas de las calorías y los azúcares. Más lejos se si - túan la fibra, las proteínas y los hidratos de carbono y, aún más distante, aparece el sodio. Las mujeres destacan por centrarse más que el resto en el azúcar y la fibra, mientras los mayores prestan más atención al sodio y menos a las calorías. Además, los azúcares atraen más la atención en los hogares con dietas especiales.

 

Una vez que el consumidor ha logrado interpretar la información nutricional, es decir, se ha enterado de cuáles son los productos que contienen los nutrientes más adecuados para su dieta, ha de tomar una decisión. A este respecto, el siguiente paso que da es elegir –o descartar- entre las distintas marcas a aquel con menos calorías, menos grasas, menos azúcares, menos sodio, más proteínas y más fibra.

 

Un dato significativo es que la mayoría de los responsables de la compra en el hogar son mujeres. También cabe resaltar que más de uno de cada cuatro hogares cuenta con algún miembro que debe llevar una dieta especial.

 

Un derecho básico

 

Está claro que el consumidor español es cada vez más exigente a la hora de llenar la cesta de la compra. Quiere saber qué es lo que va a comer exactamente, su naturaleza, origen, lugar de procedencia… Con esta actitud, por otra parte, no está haciendo otra cosa que ejercer el derecho básico de todo consumidor, estar informado, un derecho que, además, va necesariamente asociado a otro no menos básico: poder elegir y acceder a una alimentación sana, variada y de calidad para conformar una dieta equilibrada.

 

Y es en este punto donde entra en juego la etiqueta nutricional, verdadera tarjeta de presentación de un alimento, pues en ella se plasman aspectos como la composición, el contenido energético (calorías) del producto, las grasas que contiene, los ácidos grasos saturados, hidratos de carbono, azúcares, sal…

 

En 2008, el Parlamento Europeo propuso añadir datos sobre proteínas, fibra y grasas trans, e incluir la Cantidad Diaria Necesaria, expresada en valor de 100 g o 100 ml, con el fin de que los consumidores puedan comparar el valor nutricional de unos alimentos con otros. Asimismo, rechazó introducir el sistema de “semáforo” -adoptado en algunos países como el Reino Unido- , porque catalogan a los alimentos en buenos o malos, ya que emplea los colores del semáforo para indicar si el grado de componente de un alimento como sal, azúcares y grasa es alto, medio o bajo.

Más información: www.fundacionalimentum.org; www.aesan.msc.es/AESAN

 

Fuente : El Periódico de la Farmacia

 

INFORMACIÓN OBLIGATORIA DEL ETIQUETADO

Salvo en el caso de las excepciones previstas en la legislación, las indicaciones que con carácter obligatorio deben aparecer en el etiquetado de los alimentos son las siguientes:

 

1. La denominación de venta del producto.

2. La lista de ingredientes.

3. La cantidad de determinados ingredientes o categoría de ingredientes.

4. El grado alcohólico en bebidas con una graduación superior en volumen al 1,2%.

5. La cantidad neta, para productos envasados.

6. La fecha de duración mínima o la fecha de caducidad.

7. Las condiciones especiales de conservación y de utilización.

8. El modo de empleo, cuando su indicación sea necesaria para hacer un uso adecuado del producto alimenticio.

9. Identificación de la empresa: el nombre, la razón social o la denominación del fabricante o el envasador o de un vendedor establecido dentro de la Unión Europea y, en todo caso, su domicilio.

10. El lote.

11. El lugar de origen o procedencia, cuando el producto proceda de países terceros o procediendo de un país comunitario la no indicación pueda inducir a error al consumidor.

 

FUENTE: Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

 





prensandoenfrio.com
  • DESCUBRE la caricia natural de los aceites vegetales.

    Descubre un nuevo mundo natural con la amplia gama de aceites vegetales para el cuidado y belleza de nuestro cuerpo. Esencias de la naturaleza extraídas de frutos y semillas naturales totalmente ecológicas como el sésamo, la almendra, el lino, el argan, o la Chía.

    PRODUCTOS NATURALES utilizados durante siglos como alimentos básicos o para el tratamiento de enfermedades, hoy en día renacen por una necesidad de volver a lo tradicional, a lo natural, huyendo de los productos químicos y agresivos con nuestra salud y con el medio ambiente.

    Con una elaboración del aceite artesanal mediante la técnica del prensado en frio, imprescindible para que conserven todas sus propiedades naturales y terapéuticas, se extrae de cada tipo de semilla la esencia de la vida para aplicarlo en aceites esenciales, cosmética natural y ecológica, aromaterapia y tratamientos de belleza y salud.

    Si te apasiona el mundo natural, disfrutaras descubriendo las propiedades de estos aceites naturales. Consigue esa piel elástica, suave, reduce las irritaciones y mejora el sistema inmunológico de tu piel con la seguridad y tranquilidad de estar utilizando productos naturales para embellecer y sanar tu cuerpo.

    Aceites hidratantes, para masajes, suavizantes y protectores de la piel, regenerantes y relajantes. Son la alternativa más saludable para el cuidado de nuestro cuerpo y como protectores naturales de la piel que son, su utilización en la elaboración de productos cosméticos y de higiene corporal es más que reconocida.
  • Prensas para aceites de semillas:
    extrae toda la esencia de la naturaleza.

    Las prensas para elaborar aceite por el método de la extracción en frio es la manera tradicional y mas natural de elaborar aceite de semillas y frutos, evitando su precalentamiento y por consiguiente la perdida de muchas de sus propiedades, cosa que ocurre con los aceites de elaboración industrial.

    La extracción de aceite procedente de semillas oleaginosas se sigue realizando hoy e día de forma artesanal por aquellos que quieren conservar todos los nutrientes y efectos beneficiosos de una gran cantidad de semillas y frutos.

    Produce tus propios aceites naturales, medicinales o culinarios. Elige las mejores semillas ecológicas, de sésamo, lino, uva, o frutos como la oliva, la nuez o la avellana y conseguirás elaborar productos naturales y de primera calidad de forma ecológica y artesanal conservando todas las propiedades gastronómicas y curativas de cada semilla.

    Elaborar aceite de forma natural y sin disolventes nunca ha sido tan fácil. Si tu negocio es un herbolario, parafarmacia o tienda de productos naturales y ecológicos atiende una demandad en alza y con futuro. Sorprende a tus clientes con aceites artesanales producidos por ti mismo con la facilidad que te ofrecen una prensa practica y sencilla de utilizar, de corte tradicional y de mediano formato, o elabora el aceite para casa, desarrollando el buen gusto por conseguir una producción propia que si bien no cuenta con una alta rentabilidad y productividad si con la calidad y satisfacción de lograr un producto sano y natural.
  • ¿Conoces la chía?
    El milagro de la naturaleza, la revelación de los incas.

    Son una fuente de salud y vida que durante años nadie ha recordado, pero las semillas de chía no es un producto nuevo, fruto de la actual fiebre por lo natural y ecológico sino que ha sido un producto natural consumido de forma habitual como alimento básico y como solución a muchas de enfermedades por los antiguos pueblos precolombinos. Una herencia natural que ha estado desaparecida durante años, olvidada en nuestra dieta y que ahora vuelve a ser protagonista al comprobarse su excelente potencial nutricional.
    Hoy en día numerosos estudios han demostrado las innumerables propiedades beneficiosas para la salud de las semillas de chía, una semilla milagrosa fuente de energía y vitalidad natural que se puede consumir molida añadiéndola a cualquier alimento o bebida, o en forma de aceite natural prensando las semillas.

    Protege tu salud con un alimento natural considerado como un tesoro digno de dioses. Viejos alimentos que nos ofrecen un futuro mejor, una bomba natural cargada de antioxidantes, vitaminas, minerales, proteínas y sobre todo con una gran cantidad de omega 3.

    Descubre el secreto de los incas, sus propiedades medicinales y terapéuticas, aumentara tu rendimiento físico, , mejorara tu sistema inmunológico aumentando las defensas, fortalecerá tus huesos y tu memoria, reducirá el colesterol y mejorarán tus digestiones y el tránsito intestina por su alto contenido en fibra, además de luchar contra el envejecimiento.

    El fruto de la eterna juventud, un refuerzo natural para el cuerpo y la mente, un recurso olvidado que te permite un alimentación saludable y previene enfermedades de forma sencilla y natural.
  • La stevia
    Endulza tu vida de forma natural.

    Acepta el desafío, descubre una planta curativa revolucionaria y lucha de forma natural contra los edulcorantes químicos tan nocivos para la salud.

    La stevia, también conocida como la hierba dulce, es un arbusto originario de Paraguay y Brasil que los indios ya consumían masticando sus hojas por su agradable sabor dulce.
    Es el edulcorante más sano y natural que marcara un antes y un después en el mundo de la alimentación y la salud por sus increíbles propiedades medicinales:


    - regula la presión arterial
    - regula el nivel de azúcar en la sangre, por lo que es ideal para los diabéticos
    - es utilizada como antiséptico bucal por lo que retrasa la aparición de caries
    - es diurética
    - mejora las digestiones
    - no tiene calorías
    - es un poderoso antialérgico
    - refuerza el sistema inmunológico
    - tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias

    Dentro del amplio mundo de las plantas medicinales se la puede considerar como un regalo de la naturaleza convirtiéndose en el símbolo de la lucha contra los edulcorantes químicos.
    Un maravilloso descubrimiento que te abre las puertas a un mundo más sano donde. conocerás las alternativas más naturales para mejorar y cuidar tu salud.

    Tu cuerpo te pide un cambio, una alimentación saludable y ecológica. Tómala en polvo como el azúcar endulzando comidas y bebidas, o directamente sus hojas en forma de infusiones, como mejor conserva todas sus propiedades. Y como cosmético, un concentrado de stevia utilizada como mascarilla funciona como antiarrugas, estirando y suavizando la piel solucionando también problemas de dermatitis, acné o eczemas.
prensandoenfrio.com
51 sql / 5 sqlseo / 0.07298803